El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), creado en 1975, es un recurso financiero de la Política de Cohesión de la Unión Europea cuyo objetivo es proporcionar apoyo financiero para el desarrollo y el ajuste estructural de las economías regionales, el cambio económico, la mejora de la competitividad y la cooperación territorial.

Junto con el Fondo Social Europeo (FSE), el Fondo de Cohesión (FC), el Fondo Agrícola Europeo de Desarrollo Regional (FEADER) y el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), el FEDER es uno de los cinco Fondos Estructurales y de Inversión (Fondos EIE) de los Estados Miembro. 

La financiación de FEDER varía según las regiones. Las regiones se clasifican según su Producto Interior Bruto (PIB) como más desarrolladas, en transición o menos desarrolladas. En función de esta clasificación, los Fondos pueden proporcionar entre un 50% y un 85% de la financiación total de un proyecto. La financiación restante puede proceder de fuentes públicas (nacionales o regionales) o privadas.

En FEDER hay que distinguir las actuaciones dirigidas al objetivo de cooperación territorial que se canalizan a través de los programas Cooperación Territorial Europea (CTE), más conocida como INTERREG, que proporciona un marco para la implementación de acciones conjuntas y el intercambio de experiencias entre diferentes actores nacionales, regionales y locales.