La Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación entró en vigor el 3 de diciembre de 2011. Sustituye a la Ley de la Ciencia de 1986 y adapta la legislación al gran progreso experimentado por el sistema científico español en los últimos años, al mismo tiempo que facilita el cambio de modelo productivo.

Tal y como se define en la Ley de la Ciencia, la Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación (EECTI) es el instrumento marco que establece los objetivos generales a alcanzar en el fomento y desarrollo de las actividades de I+D+I en España. La EECTI, junto con los Planes Estatales que la desarrollan, se configura como la Estrategia de Especialización Inteligente Estatal S3 (Smart Specialisation Strategy), la cual da cumplimiento, a nivel estatal, a la condición ex-ante del FEDER 2014-2020 y a la condición habilitante del FEDER 2021-2027.

Los fondos vinculados al FEDER se canalizan mediante programas operativos plurirregionales que se traducen, a su vez, en planes y esquemas de apoyo que determinados organismos competentes gestionan. Todos ellos tienen, para el período 2014-2020, como documento de referencia el Acuerdo de Asociación de España 2014-2020, que recoge la estrategia y prioridades de inversión de los Fondos EEI en España.